Subir
Un cuaderno y un lápiz despiden al poeta

Nacho Montoto es despedido entre una multitud de familiares, amigos y personalidades del mundo de la cultura en su entierro en la Trinidad

Publicado por Blas Jesús Muñoz el 10/1/2017 a las 17:44
El adiós nunca lo es para el católico puesto que en la despedida se alberga la esperanza de la resurrección. La despedida para quienes conocieron a José Ignacio Montoto Mariscal ha teñido de tristeza el mediodía de este martes 10 de enero en la parroquia de San Juan y Todos los Santos. El homenaje póstumo ha sido multitudinario y ha congregado a familiares, amigos y personalidades del mundo de la cultura en su sepelio, oficiado por el párroco de la Trinidad, José Juan Jiménez Güeto.
Funeral del poeta Nacho Montoto./Foto: LVC
Funeral del poeta Nacho Montoto./Foto: LVC

Los amigos de Nacho han querido acompañarlo en la misma forma en que vivió y, junto a sus cenizas, un sencillo cuaderno y un lápiz han acompañado al poeta hacia el último tránsito, al de la vida eterna, donde cada verso hablará de la certeza de la fe que siempre mantuvo y quedó depositada en las túnicas del Vía Crucis, la Santa Faz o en la dalmática de la Buena Muerte. Ese gesto, por simple que pueda resultar, resume poemarios, ideas que solo comprende quien se enfrenta a la palabra para traducir la experiencia sensible y se aferra a la noche, como única compañera que entiende los miedos y limpia de claridad el amanecer.

En la homilia el párroco de la Trinidad ha recordado las palabras de Montoto, quien en una carta a su hermandad recordaba que «la labor evangelizadora requiere de sabia nueva que logre una cohesión y fomento del hecho religioso, más allá de barras de cruces de mayo o tenderetes al uso». Así señalaba que ello supone «aliviar el peso de la cruz que estos días cae sobre nuestros hombros en ámbitos sociales, es no ir de farol».

La capacidad de crear «es un don» que se trabaja y construye una vida, más allá de cuanto observan los demás y te encierra dentro de un universo, destinado a ser compartido y que vive en los demás de forma particular, en una conjunción casi mágica. Y así, los mismos que han admirado, querido y amado a Nacho. Han ido a despedirlo y mostrar lo que supuso para ellos, pero la pérdida no es completa y todos podremos disfrutar de cada verso, palabra, construcción e imagen que dio forma al principio de un siglo del que Córdoba siempre recordará a Nacho Montoto.

banner_cabildo_980x980

×

unnamed

×

pag-los-reyes-y-la-voz

×

banner

×

la-voz-de-cordoba-300-x-600

×

×

×

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Con Voz propia
Facebook
Twitter
Vimeo
×
X